Cuauhtémoc 757 Sur. Col. Centro, Mty. N.L.
(81) 8625 - 9100

ANTE QUEJAS LABORALES EN EL MARCO DEL T-MEC, ES PRIORIDAD RESPETAR LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO POR PARTE DE LOS INTEGRANTES DEL SECTOR PRODUCTIVO: GOBIERNO, EMPLEADORES Y SINDICATOS.

  • Empresas y Sindicatos deben asumir que existirá un monitoreo constante para vigilar el cumplimiento de acuerdos alcanzados.
  • Gobierno de México debe procurar con los socios comerciales, un manejo responsable y ético de los Mecanismos de Respuesta Rápida para evitar que sean pretexto para afectar la competitividad de México o servir a intereses ajenos a los de los trabajadores.

Frente a las quejas presentadas por el gobierno de Estados Unidos bajo el Mecanismo de Respuesta Rápida establecido en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC) que involucra dos empresas asentadas en nuestro país, ambas de la industria automotriz, desde la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) consideramos que, para contribuir al sano desarrollo de las relaciones comerciales internacionales, es primordial el respeto a la ley por todos y que se garantice el respeto a la voluntad de los trabajadores en sus procesos sindicales.

Desde la instalación de los mecanismos de respuesta rápida, se virtieron una serie de declaraciones de líderes sindicales, primordialmente de los Estados Unidos, en los que advertían que presentarían quejas laborales en contra de empresas mexicanas. No es un secreto que el principal interés de estas organizaciones, es que las fuentes de trabajo creadas en México y que han salido de sus países, regresen ante la pérdida de sus fuentes de empleo y membresía, destacando entre éstas un interés muy particular en ciertas ramas industriales como son la automotriz y minería, entre otras.

Las quejas presentadas durante este mes de mayo por conducto de la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO) y de la Representación Comercial de Estados Unidos (USTR), respectivamente, se dieron por supuestas violaciones a la democracia sindical de los trabajadores, que hoy aún no han sido probadas, y sin embargo, ya hay voces públicas que han condenado sobre hechos aún no acreditados, por ello, conminamos a esas voces, principalmente las que provienen del sector público, a mantener la objetividad y agotar los procesos para el tratamiento de estos casos.

 Es de destacar que el gobierno de Estados Unidos ha establecido toda una estructura institucional para vigilar que se cumplan los acuerdos del tratado comercial entre los tres países de América del Norte; por otro lado, debemos cuidar que este tipo de acciones no propicien una competencia desleal y que terminen por afectar la competitividad de las empresas mexicanas o que desalienten la inversión de las empresas trasnacionales que hasta hoy privilegian a México sobre Estados Unidos y Canadá.

 Consideramos que es primordial poner especial cuidado ante la posible injerencia de organizaciones y liderazgos externos que, obedeciendo a intereses ajenos a los de los propios trabajadores, puedan incitar a problemas laborales que afecten la operación de las empresas establecidas en el territorio nacional y trastoquen los acuerdos comerciales alcanzados entre Canadá, Estados Unidos y México.

Desde Coparmex respaldamos el llamado que los empleadores han hecho a las autoridades, y en especial al Gobierno de México, para que se procure un manejo correcto y ético de los Mecanismos de Respuesta Rápida para la atención de quejas laborales, y que estas sean bien fundadas y motivadas, con el objetivo de evitar que se conviertan en un instrumento de ataques a la competitividad de las industrias en nuestro país.

Related Posts

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.