Cuauhtémoc 757 Sur. Col. Centro, Mty. N.L.
(81) 8625 - 9100

2021 Año decisivo para la recuperación económica

Señal Coparmex

Preámbulo

México se ha rezagado frente a otros países respecto a su capacidad de reacción y contención del impacto económico de la pandemia. Las proyecciones de diversas agencias calificadoras apuntan a que la mayoría de las economías latinoamericanas regresarán a su nivel de PIB anterior a la pandemia en la segunda mitad de 2022, pero en el caso de nuestro país el pronóstico es sumamente incierto, algunas lo estiman hacía el año 2023 mientras que otras lo plantean hasta 2025.

La única certeza que se tiene hasta el momento es que en aquellas naciones en las que sus gobiernos han detonado planes de alivio económico y una política económica contracíclica, las tasas de crecimiento trimestral han sido mayores y sus expectativas de recuperación son más rápidas.

Este 2021 es un año decisivo para la recuperación de nuestra economía. No hacer nada, equivale a dejar que las empresas mueran de asfixia ante la pandemia. Por lo cual, hacemos un análisis sobre las medidas implementadas en otros países, el contexto económico adverso por el que atravesamos y destacamos 5 acciones que podrían detonarse en México en el corto plazo para que los próximos meses se conviertan en un punto de inflexión en los que se aliente y acelere la recuperación.

Acciones de mitigación implementadas en otros países

El gobierno de EEUU logró aprobar el 21 de diciembre pasado un paquete de estímulos adicionales por un valor de 900 mil millones de dólares que incluyen apoyos directos a empresas que han tenido una caída en sus ingresos debido a la pandemia y cheques para trabajadores que han perdido sus empleos.

Estos estímulos han inhibido la caída del mercado interno. Más aún, esto ha tenido repercusiones positivas para la economía mexicana, especialmente, porque se ha traducido en un incremento constante en las remesas que mandan los mexicanos que viven en ese país. Debido a estos apoyos, diversas instituciones han mejorado las perspectivas de crecimiento para EEUU en 2021.

Esto ha ocurrido también en países como Alemania, Canadá, España y Francia, que ya habían aplicado potentes estímulos fiscales en 2020 y los han ampliado para 2021 con la meta de promover una rápida y sostenida recuperación económica.

Cabe destacar que México ha sido uno de los países que ha destinado un menor porcentaje de su PIB en apoyos fiscales. Mientras que nuestro gobierno implementó medidas equivalentes al 1% de su PIB, el de países como Perú, Brasil o Chile destinaron 12%, 10% y 6%, respectivamente.

Contexto económico adverso

Semáforo rojo y contexto de la pandemia

Nos encontramos en el momento más crítico de la pandemia. En la Zona Metropolitana del Valle de México se ha rebasado el 80% de ocupación hospitalaria. A pesar del retorno al semáforo rojo, los contagios y defunciones no han logrado disminuirse por lo que seguirán las restricciones. Es importante destacar que la actividad económica de la ZMVM representa poco más del 20% de la actividad total del país.

Actualmente hay cinco entidades en semáforo rojo (Baja California, Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato y Morelos), aunque la tendencia de los contagios en otros estados podría implicar que más estados tengan que aplicar las mismas medidas en las próximas semanas.

Ante las afectaciones que continúan viviendo las empresas, el 15% de las empresas dice que solo podrían mantener sus operaciones por 3 meses más, dados los niveles de ingresos que están percibiendo. Sin apoyos, quebrarán.

En la Ciudad de México sectores como el restaurantero han externado llamados desesperados a las autoridades en los que alertan: O abrimos o morimos. Se han anunciado algunas medidas por parte del gobierno local, no obstante, sigue sin haber una reacción del gobierno federal.

Mercado laboral

Durante el periodo del confinamiento se perdieron 1,117,584 empleos formales y hasta noviembre solo pudimos recuperar la mitad (555,600). A ello, hay que sumar los empleos que debieron crearse para aquellos jóvene que se incorporan al mercado laboral. Esto nos deja con un rezago de alrededor de 1.5 millones empleos por generar.

La promesa de crear 2 millones de empleos en 9 meses caducó los primeros días de este mes de enero, sin que se haya logrado esa meta.

El mercado laboral ha tenido un fuerte deterioro. A noviembre de 2020, hay 20 millones de personas que necesitan un trabajo de tiempo completo. Esto se compone por las personas que buscan un empleo, las subocupadas (trabajan menos horas de las que quisieran y necesitan trabajar), y las que no buscan trabajo porque piensan que no lo podrán encontrar (desempleo encubierto). En marzo (previo a la pandemia) había 12 millones de personas que necesitaban un trabajo de tiempo completo. Es decir, hay 8 millones de personas más en esta condición.

Débil recuperación del mercado interno

El único sector que está presentando una recuperación consistente (en forma de V) es el sector manufacturero relacionado con las exportaciones. Sin embargo, vemos que los sectores vinculados con el mercado interno como los servicios y la construcción tienen una recuperación muy débil.

Las actividades del sector servicios se han visto especialmente afectadas por las medidas de distanciamiento social. Este es el caso de alojamiento temporal (hoteles), servicio y preparación de alimentos y bebidas (restaurantes) y servicios recreativos y de esparcimiento (gimnasios, escuelas privadas, eventos, entre otros) que hasta septiembre continuaban mostrando pérdida de empleo formal.

Acciones para la recuperación

  1. Diálogo con la IP. El entorno de descalificaciones, críticas, exclusión y polarización no nos permitirá encaminarnos hacia la recuperación económica y social que tanto requiere el país. Desde Coparmex refrendamos nuestro interés en tender puentes de comunicación con el gobierno para alcanzar acuerdos, particularmente, sobre temas legislativos (Subcontratación, Reforma a la Ley de Banxico, entre otros), sobre la implementación de medidas de alivio económico y a la participación del sector privado en la estrategia nacional de vacunación contra COVID-19.
  2. Detonar gasto público e inversión. Si bien coincidimos con los principios de austeridad, creemos que la “vacuna” contra la crisis económica es la expansión del gasto público y la inversión. Es momento de impulsar la inversión pública diversificada y productiva. Esto a su vez habilitará la inversión privada. Pero los recursos nacionales pudieran resultar insuficientes, para no recurrir a mayor endeudamiento, debe buscarse que México regrese a la lista de los 25 países más atractivos a la inversión extranjera. Asimismo, proponemos un programa de depreciación acelerada para promover la inversión del sector privado.
  3. Apoyos al empleo con enfoque en las MiPyMEs y sectores más afectados. Presentaremos una propuesta de apoyo al empleo a la medida, para atender estos sectores que incluyan la participación del gobierno federal y de los gobiernos locales. Esto implica flexibilizar la política fiscal y emprender acciones agresivas a favor de la liquidez en las empresas de micro, pequeño y mediano tamaño.
  4. T-MEC y diversificación comercial. El sector manufacturero ligado a la exportación ha impulsado la reactivación. Coincidimos con el gobierno federal que el TMEC debe de ser un ancla para reactivar la economía, sin dejar de lado el aprovechamiento de todos los acuerdos comerciales suscritos que posibilitan ampliar la presencia mexicana en otras regiones del mundo. Estamos listos para colaborar con la Secretaría de Economía en un plan para fortalecer la plataforma comercial multilateral con la que contamos.
  5. Sector energético. Se debe replantear la estrategia energética actual. Mientras el mundo acelera su paso hacia la generación de energías renovables, México no puede ir en sentido inverso. Requerimos incentivar proyectos de infraestructura energética en donde participe el sector público y el sector privado, México cuenta con un marco regulatorio propicio que debe aprovecharse, no revertirse. Además, debe repensarse la forma en la que se invierte en PEMEX para enfocar sus recursos en aquellas áreas de negocio rentables, eso permitirá darle viabilidad y eliminar los riesgos que pone al crédito soberano.

El llamado de Coparmex

Este análisis nos permite concluir que el gobierno de México tiene la oportunidad de hacer una pausa para analizar las experiencias internacionales exitosas y aprovecharlas para construir la estrategia de recuperación económica que requerimos.

Nuestro llamado es a actuar con oportunidad, estamos a tiempo de evitar la quiebra de miles de negocios, estamos a tiempo de que millones de familias conserven sus fuentes de ingresos. El escenario para 2021 si no se actúa es adverso pero podría ser muy positivo si se atienden las 5 acciones puntuales que hemos planteado.

Será un año complejo pero si trabajamos de la mano, autoridades y sector empresarial, es seguro que México saldrá adelante antes de lo pensado.

Related Posts

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.