Cuauhtémoc 757 Sur. Col. Centro, Mty. N.L.
(81) 8625 - 9100

Mensaje del Lic. Federico García Pozas en la XCI Asamblea de Coparmex Nuevo León

Lic. Federico Pozas García en la XCI Asamblea de Coparmex Nuevo León.


Monterrey, NL. 19 de junio de 2020.

Muy buenos días.

Sin duda alguna me hubiera gustado estar reunidos en algún recinto y saludarles en lo personal.

Agradezco a quienes nos acompañan: Autoridades de Gobierno, Presidentes y Directores de Organismos Intermedios, Líderes de Sindicatos, Consejeros, Empresarios, Afiliados y Amigos de Coparmex.

Quiero primeramente felicitar a Oscar Martínez Treviño por asumir el liderazgo de la Coparmex Nuevo León.  Oscar, estoy seguro que harás un gran trabajo por tus conocimientos en temas laborales y empresariales, tu calidad humana, así como por tu experiencia al haber participado como consejero nacional y como vicepresidente de la Comisión Ejecutiva de nuestro Centro Patronal.

Hace tres años me tocó a mi aceptar este gran reto. Una encomienda que he asumido con honor y gran esfuerzo.

Habré de decir que el principal beneficiado en asumir un compromiso como este es uno mismo. Dedicar tiempo y recursos propios por servir a los demás en medio de oposiciones y adversidades, como nos sucedió a nosotros, conlleva como recompensa la satisfacción de haber cumplido con el deber propio.

Hoy nos reunimos aquí en momentos de grandes pruebas. Dada la difícil situación que enfrentamos tanto en el sector salud, así como en los ámbitos económico, social y político, este desafío solo puede ser resuelto con la participación y capacidades que decididamente aportemos para la promoción y el fortalecimiento del bien común.

Será clave el papel que desempeñemos como ciudadanos y como empresarios en todos los aspectos que atañen al bien de México. Chesterton lo decía así: “Si de verdad vale la pena hacer algo, vale la pena hacerlo a toda costa”.

Como ya lo he mencionado en ocasiones anteriores, es imperativo rescatar el crecimiento económico que tanto requerimos. Es lo que más conviene a México para elevar la calidad de vida de todos sus ciudadanos. Para lograrlo, debemos ser empresarios valientes y arrojados, la situación actual así lo amerita. No podemos intimidarnos ni rendirnos ante los retos que tenemos en frente.

Defendamos la libre empresa y el estado de derecho como lo ha hecho la COPARMEX desde su fundación hace ya 90 años. Defendamos también al trabajador y el empleo.

Debemos reconocer el valor de nuestros trabajadores, apreciándolos justamente en su dignidad como personas con anhelos, sueños, aspiraciones y también con temores.

Como lo expresó uno de nuestros Consejeros: “el mejor amigo del trabajador es precisamente el empresario”.

En relación con lo alcanzado en estos años me gustaría destacar que realizamos el Plan Estratégico 2017-2021, para definir en donde enfocar nuestros mayores esfuerzos.

Avanzamos principalmente en el fortalecimiento de la COPARMEX Nuevo León en su estructura interna, así como en sus relaciones con sus socios y terceros.

Nos sumamos a la Coparmex Nacional y al presidente de nuestra confederación en las diferentes iniciativas que se lanzaron, como la promoción del voto razonado, y el pugnar por elevar el salario mínimo para alcanzar la línea de bienestar familiar.

Firmamos un pacto entre el gobierno estatal, los empresarios de Nuevo León, y los líderes sindicales, para mantener la paz laboral, ante la amenaza de las huelgas que surgieron en la frontera norte del país.

Celebramos los noventa años de la fundación de la Coparmex con la organización del Encuentro Empresarial, el evento anual más importante de nuestra Institución.

Más recientemente, impulsamos junto con Coparmex Nacional el salario solidario y el proyecto de alternativas por México.

Ofrecimos seminarios virtuales gratuitos en temas laborales ante la contingencia sanitaria que beneficiaron a más de dos mil participantes.

Conformamos el pacto “Unidos para la protección de la salud, el empleo y la economía de Nuevo León” en el cual participamos las cámaras empresariales, sindicatos, universidades, y organizaciones civiles junto con el Gobierno del Estado.

Finalmente, lanzamos el proyecto: “De Empresario a Empresario” con asesorías gratuitas a dueños de micros y pequeñas empresas.

La principal inquietud que percibí en dichas entrevistas fue la de si el dueño continuaba operando o no, dada la falta de ingresos para cubrir sus gastos, particularmente la nómina.  Lo que más apreciaron fue que alguien los escuchara, y les dijera que siguieran adelante, que se diversificaran si sus productos ya no se vendían, de aguantar y tener la esperanza de que vendrán mejores tiempos y se podrán recuperar.

Quiero terminar este mensaje agradeciendo en especial a mi familia. A mi esposa Diana y a mis hijos por todo su apoyo.  A mis hermanos y a quienes dirigen nuestras empresas familiares por cubrir el tiempo que me ha representado servir a nuestra comunidad empresarial.

Asimismo, doy gracias a todas las personas a las que tuve la oportunidad de conocer y con las cuales aportamos nuestro grano de arena para promover el bien común.

Extiendo también un reconocimiento especial a todos los colaboradores e integrantes de Coparmex por su trabajo que día a día desarrollan con el fin principal de servir a México.

Muchas gracias.

Related Posts

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.