Cuauhtémoc 757 Sur. Col. Centro, Mty. N.L.
(81) 8625 - 9100

Pide IP a Gobierno no 'cerrar cortina'

El Norte

Autor: Luis Valle

Monterrey, N.L.

El Gobierno federal no puede cerrar “anticipadamente la cortina”, independientemente del ganador en las próximas elecciones presidenciales, que serán “históricas y únicas” en México, consideró Gustavo de Hoyos, presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Ante el proceso electoral que consideró como el más importante de la historia moderna de México, con más de 3 mil posiciones de elección popular en juego, el líder patronal pidió a los actores políticos que no se utilicen de manera ilegítima las instituciones. 

“Es importante garantizar que el primero de julio en la noche, cualquiera que sea el resultado, podamos tener certidumbre de que fue una contienda donde se refleje la voluntad mayoritaria”, señaló anoche en su mensaje durante la 89 Asamblea General Ordinaria de Coparmex Nuevo León.

“No podemos permitirnos que los Gobiernos que terminan, como el federal, cierren anticipadamente la cortina, porque hay muchos temas de mayor relevancia que no se vale que se queden inconclusos cuando son de mayor urgencia”, dijo ante más de 400 líderes patronales y empresarios.

Entre los pendientes, De Hoyos destacó, por ejemplo, la reforma laboral que está en la recta final del proceso de negociación, que sentará las bases para una modificación de fondo de los esquemas laborales en México.

“No queremos tener que volver a iniciar desde cero la negociación con la siguiente legislatura, que ciertamente hoy no podemos tener certidumbre de cuál va a ser su composición, su orientación y sus prioridades”, advirtió el dirigente patronal.

A su vez, añadió la importancia de que se apruebe la Ley General de Mejora Regulatoria, que podrá iniciar un camino para desactivar muchas de las casi 138 mil normas, leyes y reglamentos que en el ámbito federal de los estados y municipios que inciden directamente en la actividad empresarial.

Estas, agregó De Hoyos, elevan los costos de transacción y en muchos de los casos generan espacios para que exista corrupción.